Carrizosa - Más de 200.000 euros para evitar nuevas inundaciones

Carrizosa - Más de 200.000 euros para evitar nuevas inundaciones

Carrizosa - Más de 200.000 euros para evitar nuevas inundaciones

La CHG invertirá más de 200.000 euros en el proyecto de reparaciones urgentes en el encauzamiento del arroyo de la Retuerta. El objetivo de esta actuación es evitar que se vuelvan a producir sucesos como el vivido el 10 de mayo de 2018 en Carrizosa.
La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) invertirá más de 200.000 euros en el proyecto de reparaciones urgentes en el encauzamiento del arroyo de la Retuerta, que desemboca en el río Cañamares. El objetivo fundamental de esta actuación es evitar que se vuelvan a producir sucesos como el vivido el 10 de mayo de 2018 en Carrizosa, cuando una tromba de agua afectó al desprendimiento de muros y provocó la inundación de parcelas, cultivos, viviendas e infraestructuras.
El alcalde de Carrizosa, Pedro Antonio Palomo, confía en que el proceso de adjudicación del proyecto (salió a licitación por más de 389.000 euros, impuestos incluidos) se agilice lo máximo posible para que las obras den comienzo cuanto antes. En principio, según las conversaciones mantenidas con representantes de la CHG, estaba previsto que los trabajos, que tienen un plazo de ejecución de seis meses, comenzarán a mediados de febrero, pero la presentación de dos ofertas anormalmente bajas hará que se retrasen unas semanas.
En cualquier caso, Palomo agradece a la Confederación esta inversión de urgencia, especialmente por el arreglo de una vía pública que permanece cortada al tráfico (la fuerza del agua levantó el pavimento) ante la inseguridad que presenta el canal soterrado. Valora igualmente el apoyo recibido por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y la Diputación de Ciudad Real para el arreglo de varios caminos rurales, también arrasados por la tromba de 2018. A la espera de que den comienzo las obras, el alcalde de Carrizosa asegura que es inevitable mirar al cielo con cierto recelo. Afirma que el 10 de mayo se dio un «cúmulo de circunstancias» que provocó las inundaciones, aunque subraya que  el Ayuntamiento ya había solicitado con anterioridad al suceso la intervención de la CHG, sobre todo para la limpieza del cauce del río Cañamares.
El proyecto que ejecutará la CHG se divide en dos ejes diferenciados. Por un lado, el organismo de cuenca llevará a cabo el acondicionamiento del tramo urbano, reforzando la conexión entre la losa de cubrición y los hastiales del mismo. También reforzará las rejas existentes en la embocadura del encauzamiento y a la entrada de la zona cubierta, que colapsaron debido al taponamiento provocado por los arrastres de vegetación. En concreto, la Confederación actuará en un tramo de 420 metros, comprendido entre el cruce de la calle Fuente Vieja y la desembocadura del río Cañamares.
Palomo avanza que también se procederá a la protección de la margen izquierda del río Cañamares -en el tramo comprendido entre el puente de la carretera de Villanueva de los Infantes y el final del casco urbano- con la reparación de un muro de contención que «ya estaba dañado antes de la tromba de agua de mayo del pasado año y que actualmente se encuentra en condiciones muy precarias».
La Confederación Hidrográfica del Guadiana demolerá el muro en toda la longitud del tramo afectado y lo sustituirá por otro de «gaviones metálicos» que se asentará sobre una solera de hormigón en masa de 20 centímetros de espesor.
Fuente: La Tribuna de Ciudad Real

Publicar un comentario

[blogger]

MKRdezign

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Con la tecnología de Blogger.
Javascript DisablePlease Enable Javascript To See All Widget